LIMPIAPARABRISAS


REMOLQUES


    EL CHALECO


En esta sección agradeceremos artículos y comentarios relacionados con los temas de Seguridad Vial.

Los mensajes en este sentido deben dirigirse exclusivamente a: correo@mini10pulgadas.com reservando el derecho a publicarlos.


TEST DE SEGURIDAD

Prueba de impacto frontal sobre un Mini Cooper 1.6 (BMW) realizado en 2002. Descargar vídeo.


UN TRUCO, ¡¡¡ CONCENTRACIÓN !!!

    Solo por el hecho de estar leyendo este texto apostamos que ya estás muy por encima del nivel medio de conducción, y hasta vamos a intentar demostrártelo.  Nuestro argumento está basado esencialmente en que no puedes negar que disfrutas conduciendo (de no ser así, ahora estarías haciendo otra cosa) y estás muy concentrado cuando lo haces. No hace falta que tomes un lápiz porque no es un test. Solamente se trata de saber si te identificas con algunas de las siguientes frases:

  • Te consideras un mal conversador de viaje cuando conduces.

  • Pocas veces te sorprende que alguien te adelante porque lo sueles detectar con anterioridad en tu retrovisor.

  • Intentas mantener una distancia de seguridad con el de delante, más que por tí, por el que viene detrás porque temes sorprenderle si te obligan a frenar bruscamente.

  • Cuando un semáforo se pone críticamente en ámbar miras enseguida tu retrovisor, y si hay alguien, pisas inmediatamente el freno con la mínima presión para que se enciendan las luces correspondientes y detenerte con la mayor suavidad que se pueda.

  • Hay veces en la ciudad, y aun sin que parpadee ningún intermitente, que un sexto sentido te dice que el que está tu lado quiere colocarse (o más claramente, "colarse") en tu carril.

  • Cuando tomas un coche que no es el tuyo habitual, lo primero que intentas probar es su capacidad de aceleración y frenada.

  • Confías mucho más en el conductor que te está intentando adelantar "in extremis" en un circuito, que en cualquier conductor aleatorio en las vías públicas.

  • Cuando alguien mete la pata, lejos de mostrarle tu enfado, cedes tus derechos y facilitas las maniobras necesarias para minimizar el entuerto.

  • Eres plenamente consciente que te puedes despistar, y las pocas veces que esto ocurre, no tienes el menor reparo en disculparte, si hay oportunidad.

  • Te molesta muchísimo que "tus pasajeros" te hagan entorpecer el tráfico, bajando o subiendo.

  • Te consideras buen conductor SOLAMENTE porque tu margen de seguridad puede cubrir parte de los posibles errores de los demás. Lo que sabes hacer con tu Mini solo lo conocen tus colegas del Club, y únicamente lo sabrán, los que estén dispuestos a pagar el espectáculo en un recinto cerrado.

  • No conoces a las personas, pero sí ya algunos de los coches con los que compartes trayectos habituales como el de ir al trabajo.

  • Tienes siempre presente que el momento más relajado es el más probable para lo inesperado.

    ¿Te hemos convencido ahora, que eres mejor que la media aunque no disfrutes de un Mini?.

    En Mini 10 Pulgadas sufrimos muy especialmente las estadísticas de Tráfico de todos los fines de semana. Muy por encima de nuestra pasión por los Minis, está el respeto por la vida y las secuelas de los accidentes. A nuestro modo de ver, y éste es nuestro pequeño grano de arena, creemos que las campañas de tráfico deberían dirigirse más a la Educación en su sentido más amplio. De hecho, está página pensamos que debería rotularse como "EDUCACIÓN vial", mejor que "Seguridad vial".

    Aunque no haya aparatos que lo detecten -ni nos importa porque no buscamos culpables- creemos que los peores enemigos son el despiste, el cansancio, las preocupaciones y la relajación. De ellos proviene, nuestro pequeño truco.

 




 

POR SEGURIDAD...NO CORRAS CON EL MINI

Son las fotos de un socio nuestro pillado por el radar en nuestra ciudad..